Suplantación de identidad en Facebook

Son muchas ya las personas preocupadas porque alguien se cree un perfil en Facebook sin su consentimiento, haciéndose pasar por ellos.

Pero, ¿Se incurre en un delito si una persona se hace un perfil falso en una red social haciéndose pasar por otra persona? ¿Qué consecuencias puede traer esto? ¿Cómo denunciarlo?

Analicemos el asunto desde el punto de vista jurídico:
(i) Si la conducta consiste simplemente en registrar un perfil ficticio sin utilizar los datos ni la fotografía de nadie en concreto, la acción no tiene repercusión desde el punto de vista jurídico, más allá del incumplimiento de los términos de uso de la red social y la posible eliminación del perfil por los administradores de la página.

(ii) Para el caso de que el perfil utilice nuestra fotografía o nuestros datos, se estaría produciendo, en primer lugar un ilícito civil, por vulneración del derecho a la propia imagen reconocido expresamente por el artículo 18 de la Constitución Española.

(iii) El anterior comportamiento tendría asimismo acomodo en el tipo penal previsto por el artículo 401 del Código Penal, esto es, un delito de usurpación de identidad (también denominado, de estado civil) castigado con pena de prisión de seis meses a tres años, que tiene como rasgo definitorio el hacerse pasar por otro individuo sin su consentimiento o, en mejor expresión del Tribunal Supremo, usurpar la identidad de una persona “es fingirse ella misma para usar de sus derechos, es suplantar su filiación, su paternidad, sus derechos conyugales, es la falsedad, aplicada a la persona y con el ánimo de sustituirse por otra real y verdadera” (STS de 23 de mayo de 1.986).

Entonces, ¿cómo lo denunciamos?

Si detectamos que alguien se está haciendo pasar por nosotros en Facebook (o en cualquier otra red) con un perfil falso, lo primero es denunciarlo en la propia red. Normalmente, no cierran los perfiles sin más, así que puede que tarde un poco en surtir efecto. Si esto no funciona, o si además están publicando contenido sobre nosotros (real o no), lo que deberemos hacer será acudir a las autoridades policiales pertinentes y denunciar esta suplantación de identidad, para que puedan hacerse cargo de ello.

Recordad que apartar la vista del problema no hará que desaparezca, y puede llegar a hacer mella en nosotros.

¡Que tengáis una feliz semana!

La salud del pueblo está en la supremacía de la ley. – Cicerón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *