¿Puede un socio minoritario obligar a la sociedad a la recompra de sus acciones o participaciones?

Los despachos mercantilistas nos encontramos en la práctica diaria con los problemas que suscitan los socios minoritarios dentro de las sociedades. En muchas ocasiones estos socios fueron también trabajadores, o han heredado estos derechos, pero ahora se encuentran con una participación minoritaria que no les sirve aparentemente para nada ya que en las sociedades pequeñas no es habitual el reparto de dividendos aunque haya beneficios en la actividad.

Por otra parte, para los socios mayoritarios, estos socios con poca participación son todo un quebradero de cabeza, ya que si no hay buena sintonía se deberá asumir posibles juntas conflictivas y costes de convocatoria, con asistencia de Notario, auditorias contables, etc. Y todo ello a cargo de la propia sociedad.

Para un socio minoritario, probablemente la mejor salida a su situación es vender sus acciones o participaciones al mejor precio y olvidarse del tema, pero inicialmente nadie está obligado a comprar, y un extraño a la sociedad tampoco pagará por introducirse en una empresa en la que solo tendrá una participación minoritaria que no le da ningún control.

La Ley de Sociedades de Capital ( Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio) ha introducido una solución que en los próximos años va a ser bastante conflictiva, pero que supone una salida para estos socios minoritarios, que consiste en el llamado “derecho de separación”. El artículo en concreto indica:

“Artículo 348 bis Derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos
1. A partir del quinto ejercicio a contar desde la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad, el socio que hubiera votado a favor de la distribución de los beneficios sociales tendrá derecho de separación en el caso de que la junta general no acordara la distribución como dividendo de, al menos, un tercio de los beneficios propios de la explotación del objeto social obtenidos durante el ejercicio anterior, que sean legalmente repartibles.

2. El plazo para el ejercicio del derecho de separación será de un mes a contar desde la fecha en que se hubiera celebrado la junta general ordinaria de socios.

3. Lo dispuesto en este artículo no será de aplicación a las sociedades cotizadas.”

Lo que viene a señalar este artículo es que en una sociedad con beneficios, y a partir del quinto año de su constitución, el socio tendrá derecho a que se distribuyan al menos un tercio de los beneficios, y si no se hiciera podrá obligar a que la sociedad le recompre sus acciones o participaciones. Esta novedosa solución, aunque conflictiva, dará una salida a los socios minoritarios en sociedades en las que no desean continuar.
La aplicación de esta norma será a partir del 31 de diciembre de 2014.

One thought on “¿Puede un socio minoritario obligar a la sociedad a la recompra de sus acciones o participaciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *