Las cláusulas suelo: todo lo que debes saber sobre ellas

Actualmente y a raíz de la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 las cláusulas suelo han sido un tema de actualidad bastante polémico.

Las cláusulas suelo son aquellas establecidas en un contrato de préstamo o crédito hipotecario, la finalidad de las cuales es la de limitar la variabilidad de los tipos de interés a la baja. Es decir, cualquier cláusula que establece cuál será el mínimo de interés que se liquidará en las correspondientes cuotas.

La Sala Primera del Tribunal Supremo reunida en pleno ha fijado doctrina sobre la validez y la posibilidad de control del carácter abusivo de la cláusula suelo incorporada en los préstamos y créditos hipotecarios, dictaminando la invalidez de estas cláusulas.

Estamos ante cláusulas de limitación al interés variable, que son aplicadas en exclusivo beneficio de la entidad bancaria. Además, cabe destacar que no son estipulaciones negociadas individualmente, y que contra las exigencias de la buena fe causan, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de derechos y obligaciones de las partes que deriven del contrato.

La Sentencia del Supremo se refiere y afecta únicamente a los contratos de préstamo y crédito hipotecario que han realizado el BBVA, Cajamar y Novagalicia Banco. A pesar de que el Tribunal Supremo sólo se haya referido a estas entidades bancarias, al determinar que las cláusulas suelo son abusivas, en tanto y cuanto no han sido negociadas individualmente y atendiendo a los criterios de transparencia requerida para la contratación con consumidores y usuarios, existe la posibilidad de declarar la nulidad de estas cláusulas sea cual sea la entidad bancaria con la que se ha contratado.

Para poder solicitar la nulidad de las cláusulas suelo, en cuanto son abusivas, se debe interponer una demanda individual por vía judicial, solicitando la declaración de nulidad de estas cláusulas.

Una ley no es justa por ser ley, pero debe ser ley porque es justa.– Montesquieu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *