La censura en internet: qué es y cómo aplicarla

La censura en internet es aquella que se lleva a cabo por los estados u otros grupos no estatales y que limita el acceso a la información disponible en la red, que vaya en contra de los derechos humanos (aunque la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que el acceso a la información es un derecho innegable).

Este tipo de censura es muy similar a la convencional, aunque la facilidad para distribuir información en internet y el anonimato de las personas hacen que sea imposible conseguir una censura total en la red.

Técnicas para aplicarla

1. Filtros IP. Permiten bloquear ciertas direcciones IP, puertas y protocolos, consiguiendo así bloquear el acceso a los sitios web que establezcamos.
2. Bloqueos de URL. Permiten bloquear el acceso a los sitios web que contengan una lista de palabras claves, como por ejemplo ‘xxx’, ‘sex’, ‘mp3’, etc. Aunque su uso es muy efectivo, hay que tener en cuenta que con esto bloquearemos todas las páginas web que contengan estas palabras, como sería el caso de ‘Essex’ (un condado de Inglaterra), por lo que será necesario crear también una lista de excepciones.
3. Filtros MAC. Sirven para bloquear el acceso de ciertas máquinas (ordenadores) a internet, de manera que directamente no se pueden conectar a la red.
4. Bloqueo de dominios. Este filtro nos deja bloquear el acceso a unas páginas web determinadas, y normalmente podemos hacerlo desde nuestro navegador.

Aplicar este tipo de censura en nuestra empresa puede ser efectivo para evitar que nuestros trabajadores accedan a sitios indebidos en sus horas de trabajo, como por ejemplo páginas para descargar música, pero debemos tener en cuenta las técnicas anteriormente citadas para asegurarnos de que la aplicación de esta censura nos supone una ventaja y no un inconveniente.

Juzgar a otro es juzgarse a sí mismo.– Shakespeare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *