Introducción a la LOPD

La protección de datos es un derecho fundamental y de ámbito internacional que garantiza a toda persona «el poder de control sobre sus datos personales, sobre su uso y destino, con el propósito de impedir su tráfico ilícito y lesivo para la dignidad y derecho del afectado», entendiendo los datos personales como cualquier información identificable concerniente a personas físicas.

La LOPD es una ley o conjunto de prácticas e índole técnica, organizativa y administrativa, que deroga a la antigua LOARTAD, y que «tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente a su honor e intimidad personal y familiar».

Así, según la LOPD:
– No se podrán tratar informáticamente datos personales ni cederse a terceros sin el consentimiento del interesado.
– No se podrá guardar datos que no sean verdaderos.
– No se podrán usar datos personas para un fin distinto del que se haya autorizado.
– No se podrán conservar durante un periodo superior al necesario para la finalidad para la que se recogieron.
– Tus derechos como ciudadano se obtienen cumpliendo tus obligaciones como trabajador.

Los datos personales solo podrán recogerse y emplearse en las siguientes circunstancias:
– El interesado ha dado su consentimiento.
– El tratamiento es necesario para el mantenimiento o cumplimiento de un contrato de relación negocial, laboral o administrativa.
– El tratamiento es necesario para proteger el interés vital del interesado o de otra persona, en el supuesto de que el afectado esté física o jurídicamente incapacitado para dar su consentimiento.
– El tratamiento es necesario para cumplir las necesidades de las Administraciones Públicas en el ámbito de sus competencias.
– Cuando los datos figuren en fuentes accesibles al público y su tratamiento sea necesario para la satisfacción del interés legítimo del responsable del fichero.
– Cuando una ley habilite el tratamiento sin requerir el consentimiento inequívoco de su titular.

El incumplimiento de la LOPD conlleva una serie de sanciones, que varían según la gravedad del incumplimiento:
– Infracciones leves, desde unos 600€ hasta unos 60.000€
– Infracciones graves, desde unos 60.000€ hasta unos 300.500€
– Infracciones muy graves, desde unos 300.500€ hasta unos 600.000€

Por tanto, todos los ciudadanos tienen una serie de derechos con respecto a esta ley (además de la obligación de cumplirla), que deben conocer, y que son, entre otros:

– Derecho de información en la recogida de datos.
Cualquier persona tiene derecho a saber si sus datos van ha ser incluidos en un fichero y los tratamientos que se realizarán con estos datos.

– Derecho de consulta al Registro General de Protección de Datos.
Cualquier persona tiene derecho de solicitar a la AGPD la información de los ficheros inscritos, su finalidad y el responsable del mismo. Es gratuita y pública.

– Derecho de Acceso.
Cualquier persona tiene derecho de solicitar al responsable del fichero la totalidad de los datos personales que le afecten y así mismo, recibir una copia de los mismos, y cualquier información sobre su origen. (Necesario fotocopia del DNI)

– Derecho de Rectificación.
Cualquier persona tiene derecho de solicitar al responsable del fichero que rectifique sus datos.

– Derecho de Cancelación.
Cualquier persona tiene derecho de solicitar al responsable del fichero la cancelación de sus datos ( Cuando el tratamiento no se ajuste a lo dispuesto, cuando los dato resulten inexactos)

– Derecho de oposición.
Cualquier persona puede oponerse, por un motivo legítimo y fundado, referido a una situación personal concreta, a figurar en un fichero.

¿Tenéis más dudas acerca de la LOPD? No dudéis en consultarnos.

Las contraseñas son como la ropa interor. No puedes dejar que nadie la vea, debes cambiarla regularmente y no debes compartirla con extraños.- Chris Pirillo

One thought on “Introducción a la LOPD

  1. Pingback: El phishing como delito- Ibáñez & Almenara Abogados y Economistas | Ibánez & Almenara Abogados y Economistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *