¿Gano o pierdo con mi empresa? Cómo interpretar la Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

Las empresas se crean para obtener un beneficio económico que permita a los socios/inversionistas recuperar su inversión, y continuar obteniendo rendimientos positivos a lo largo del tiempo. En las empresas de reducida dimensión, probablemente el socio-trabajador tendrá como primer objetivo obtener una cantidad que le compense por su trabajo de cada día.

El problema, es que muchas empresas desaparecen porque no saben si están ganando o perdiendo dinero, y en esta ignorancia se va generando un agujero que acaba conduciendo a la quiebra y cierre, con pérdidas para terceros y para quienes crearon la empresa. Entonces, ¿cómo sé si gano o pierdo con mi empresa?

La primera aproximación al concepto de una Cuenta de Gano o pierdo con mi empresapérdidas y ganancias es que es un método para obtener el resultado (pérdidas o ganancia) de una actividad económica, y que se obtiene mediante una resta entre ingresos y gastos:

Cuenta de Pérdidas y Ganancias:                                         INGRESOS-GASTOS= RESULTADO (positivo o negativo)

Esto, que parece sencillo, en la práctica se complica. Es habitual confundir “ingresos” con “cobros”.Cuando se hace referencia a “ingresos” se está hablando fundamentalmente de “ventas”. Las ventas de una empresa a veces pueden ser al contado, y en consecuencia coincidirán los ingresos con los cobros, pero en la mayoría de negocios entre la emisión de una factura-ventas y su cobro se produce un cierto tiempo. En la cuenta de pérdidas y ganancias no se está considerando si los ingresos están cobrados o no.

Por otra parte, en cuanto a los gastos o costes es importante al menos distinguir entre aquellos gastos que podemos denominar “variables” y los gastos “fijos”.

Cuando hablamos de costes variables nos estamos refiriendo a gastos que aumentan o disminuyen en relación a los ingresos. Así por ejemplo, en un negocio de restaurante, y considerando que los precios de venta sean estables, a medida que se venda más, deberemos comprar más mercancía, y al revés, si nos bajan las ventas también bajaremos las compras.

Los costes fijos, son aquellos que se van a producir con independencia de nuestro volumen de ventas, así por ejemplo, el personal asalariado contratado generará un gasto con independencia de si las ventas bajan.

13489791617526-largest

Finalmente, recordar que el resultado, si es positivo no va a coincidir necesariamente con nuestra tesorería. Podemos vender mucho, y que nuestra cuenta de pérdidas y ganancias nos indique que tenemos beneficios, pero si esas ventas-ingresos no se acaban cobrando, lo que realmente tenemos son pérdidas.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo- Gandhi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *