Estafas laborales en la red

En esta época de crisis, son muchas las empresas que se anuncian en internet ofreciéndonos el trabajo de nuestra vida, gracias al cual ganaremos una importante cantidad de dinero, realizando un trabajo fácil durante tan sólo unas horas a la semana.

Pero, ¿es así realmente?

Las ofertas de trabajo fraudulentas se han multiplicado en los últimos años. Según datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, “las estafas en ofertas de trabajo suponen un 25% del total de timos que se producen en Internet”, cifra alarmante si tenemos en cuenta que un 80% de la población utiliza internet como medio para encontrar trabajo.

Aprovechándose de la desesperación de la gente por encontrar un trabajo, por salir adelante, los estafadores intentan salirse con la suya, valiéndose de esta debilidad emocional. Así pues, debemos conocer la existencia de estos timos para no caer en sus redes.

Los estafadores no tienen escrúpulos, por lo que las estafas suelen ser muy creativas y pueden adoptar miles de formas: 200 euros en libros de formación para una oferta de trabajo que no existe, cursos de formación para optar a un puesto de trabajo ideal que ni siquiera está consolidado, mensualidades pagadas a través de cheques con unas cuantías muy superiores a la normal para el tipo de trabajo que se va a ejercer, intermediarios financieros, comercialización de instrumentos de inversión con altas promesas de revalorización…

Cualquier cosa que les sirva para sacar dinero de todas las personas que lleguen a ellos desesperadas por obtener un empleo.

Para evitar caer en estos timos, debemos saber buscar ofertas de trabajo en internet, desconfiando de todas aquellas páginas que nos resulten sospechosas, y yendo a portales de empleo seguros, como pueden ser Infojobs, Infoempleo o Laboris, que, aunque tienen muchos usuarios y se encuentran algo saturadas, ofrecen multitud de ofertas entre las cuales podemos buscar. También existen empresas de trabajos temporales, como Adecco, Manpower o Randstad, que dan buenos resultados y también pueden interesarnos en un momento dado.

Por último, os dejamos con algunos consejos que os pueden ser útiles a la hora de encontrar trabajo por internet:

Desconfiar siempre ante ofertas de trabajo que nos ofrezcan un trabajo demasiado ideal, es decir, cobrando mucho por hacer poco.
Buscar información sobre la empresa antes de postular
No pagar nunca por entrar en un proceso de selección, ya que siempre son gratuitos
No facilitar nunca nuestros datos bancarios sin haber formalizado un contrato antes
– No dejar nuestros datos personales en un ordenador que pueda ser frecuentado por otras personas (como por ejemplo en un ciber o la biblioteca)

En definitiva, ser cautos y prudentes antes de aceptar una oferta de empleo.

El hombre honrado es el que mide su derecho por su deber.- Henri Lacordaire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *