Directiva 2013/34/UE: ¿Estarán las microempresas eximidas de presentar las cuentas anuales en el registro mercantil?

El pasado día 26 de junio, se aprobó la Directiva 2013/34/UE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los estados financieros anuales, los estados financieros consolidados y otros informes afines de ciertos tipos de empresas.

La presente Directiva tiene en cuenta el programa de la Comisión “legislar mejor” y, en particular, la Comunicación de la Comisión titulada “Normativa inteligente de la Unión Europea” que tiene por objetivo concebir y producir una normativa que tenga la mayor calidad posible, y que a la vez respete los principios de subsidiariedad y proporcionalidad y garantice que las cargas administrativas sean proporcionales a los beneficios que reportan. La Comunicación de la Comisión titulada “Pensar primero a pequeña escala” (“Small Business Act”) para Europa, es una iniciativa a favor de las pequeñas empresas, reconoce el papel fundamental desempeñado por las pequeñas y medianas empresas en la economía de la Unión y aspira a mejor el enfoque político global con respecto al espíritu empresarial, a fin de fijar el principio de “pensar primero a pequeña escala” en la formulación de políticas, desde la elaboración de normas hasta los servicios públicos.

La Directiva hace hincapié en el tipo de información contable que deben hacer públicas las empresas. Y en función del tamaño de las mismas, determinado por tres variables: volumen del activo, volumen de facturación y número medio de trabajadores, establece diferentes clasificaciones de las empresas.

Esta clasificación contempla cuatro tipos de empresas:

clase activo.

En función de estar ubicada la empresa en uno de estos grupos, sus obligaciones en cuanto a publicidad de sus estados financieros y la amplitud de los mismos será diferente. Obviamente se intenta que las obligaciones de las microempresas sean las mínimas comparadas con las empresas consideradas grandes.

Pensando en el tejido empresarial de nuestro país, una inmensa mayoría de las empresas existentes quedarán ubicadas en los parámetros concebidos para las microempresas y pymes.

En concreto, para las microempresas, la Directiva reconoce que la publicación de los estados financieros para las mismas puede ser una carga. Sin embargo, prosigue, afirmando que los Estados miembros que apliquen las exenciones para microempresas previstas en la Directiva, deben poder eximir de un requisito general de publicidad, siempre que la información de su balance esté debidamente presentada, de conformidad con la legislación nacional, con la designación de por lo menos una autoridad competente, y que la información se transmita al registro de empresas, de modo que pueda obtenerse una copia, previa solicitud.

Y lo más importante, en el artículo 31.1 de la Directiva se afirma lo siguiente: “Los Estados miembros podrán eximir a las pequeñas empresas de la obligación de publicar sus cuentas de pérdidas y ganancias y sus informes de gestión”.

¿Significa lo anterior que las actuales microempresas y pymes españolas se verán eximidas de presentar las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil respectivo? La respuesta, creemos, es que NO. El artículo dice que “podrán eximir a las pequeñas empresas”. No parece ser objeto actual del legislador modificar la normativa contable y mercantil en relación a este aspecto pero obviamente deberán aplicarse las normativas que emanan de la Directiva.

Está bien celebrar el éxito, pero es más importante aprender las lecciones del fracaso.- Bill Gates

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *