Decálogo sobre los DERECHOS DE LAS TRABAJADORAS EMBARAZADAS

El pasado 10 de octubre se realizó una sentencia del Tribunal Constitucional sobre los derechos laborales de las trabajadoras embarazadas. Éste decálogo que informa a todas aquellas trabajadoras que estén embarazadas o que tengan previsto estarlo.

  1. La empresa puede despedir a una trabajadora en todos los casos, ya esté embarazada o disfrutando del permiso de lactancia, con reducción de jornada o por excedencia por cuidar de un menor. Si el despido se realiza de forma injusta, el despido sería nulo y se reincorporaría a la trabajadora  a su puesto de trabajo (una vez el juzgado reconociese la ilegalidad del despido). También se podría sustituir la readmisión por una indemnización.

239915

 

2. Las mujeres embarazadas con un contrato temporal o de obra, una vez terminada la tarea, se da por extinguido el contrato.  En caso contrario, si la obra por la que se formalizó el contrato no hubiera terminado o las funciones llevadas a cabo por la trabajadora embarazada fueran diferentes a las recogidas en el contrato, la finalización del contrato se consideraría injustificada. La trabajadora, en este caso, puede interponer una demanda por despido nulo para condenar a la empresa o para poder reincorporarse a su puesto de trabajo como indefinida.

3. La trabajadora no tiene la obligación de comunicar a la empresa que está embarazada.

4. Las autónomas tienen derecho a baja por maternidad con los mismos derechos que una trabajadora por cuenta ajena. Debe haber cotizado al menos 180 días en los últimos 7 años o 360 días en su vida laboral.

5. Existe la posibilidad de unir todas las horas de lactancia para cambiarlas por días de baja, pero esto dependerá del convenio colectivo o del pacto con el empresario.

6. La trabajadora embarazada podrá ausentarse de su puesto de trabajo por el tiempo que le sea necesario para la realización de exámenes prenatales y clases de preparación al parto.

7. Si  el puesto de trabajo supone un riesgo para el embarazo, la trabajadora puede solicitar el cambio a un puesto compatible con su estado. Si no es posible, puede solicitar la suspensión de su contrato y pasar a cargo de la Seguridad Social. En este caso, percibirá una prestación equivalente al cien por cien de su base reguladora (hasta un máximo de 3.425€ brutos) mientras persista la situación de riesgo y hasta el día que inicie su baja por maternidad.

8. Si el puesto de trabajo supone un riesgo durante el periodo de lactancia, la trabajadora puede solicitar el cambio a un puesto compatible con su estado. Si no es posible, puede solicitar la suspensión de su contrato y pasar a cargo de la Seguridad Social. En este caso, percibirá una prestación equivalente al cien por cien de su base reguladora, hasta que el bebé cumpla los nueve meses de edad.

9. Si la madre trabajadora tiene más de un hijo (gemelos, mellizos, trillizos, etc.) el permiso de maternidad se amplía por cada hijo, sumando dos semanas más a las 16 previstas para un hijo.

10. Si tras el nacimiento se produce la hospitalización del bebé durante un período superior a los 7 días, la baja maternal se ampliará en tantos días como el bebé esté hospitalizado (hasta un máximo de 13 semanas adicionales.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *