¿Cómo se calcula la pensión compensatoria tras la ruptura matrimonial en Cataluña?

El art. 233-14 del Codi Civil de Catalunya, (Ley 25/2010, de 29 de julio) de modo análogo al art. 97 del Código Civil común, establece la posibilidad de exigir la Prestación Compensatoria por parte del cónyuge cuya situación económica resulte más perjudicada como consecuencia de la ruptura de la convivencia. Si ello se produce, el apartado 15 del mismo artículo establece los parámetros para determinar la cuantía y duración de la citada pensión, y a tal efecto el Juez deberá valorar de forma especial:

1.- La posición económica de los cónyuges, sobre la base de la existencia, en su caso, de una compensación económica por razón del trabajo que pudiera acreditarse, o la existencia de pactos específicos en materia económica derivados de la liquidación del Régimen Económico Matrimonial.
2.- La realización de tareas familiares u otras decisiones o actuaciones en favor de la familia, si las mismas han supuesto una reducción de la capacidad para obtener ingresos.
3.- Las perspectivas económicas de futuro atendiendo a la edad, el estado de salud, y forma en que se atribuye la guarda de los hijos comunes.
4.- La duración de la convivencia.
5.- Los nuevos gastos familiares del obligado al pago, si existieran.

Todos estos elementos, en adecuada ponderación, serán tomados en consideración por el Juez a la hora de determinar la concesión de la pensión a favor del cónyuge perjudicado, pues en definitiva lo que se pretende es equilibrar, es decir, compensar de alguna forma el desequilibrio que ha podido existir en aquella persona que ha dedicado su tiempo al hogar y a la familia, singularmente a los hijos, en perjuicio de su propia formación y desarrollo profesional.

En cualquier caso, y salvo contadas excepciones muy acreditadas, dicha pensión será concedida con carácter temporal, pues nunca debe ser considerada como pensión vitalicia, ya que el matrimonio no debe suponer un negocio ni la pensión un derecho contrario al principio de equidad, sino un medio de carácter temporal y facilitador de la integración laboral del beneficiado por dicha pensión.

De la misma forma, una vez fijada, puede modificarse disminuyendo su importe, o incluso eliminarse, si empeora la situación económica de quien la paga o mejora la de quien la recibe, ya que habría cumplido su función reequilibradora. Igualmente puede extinguirse, entre otras causas, por matrimonio o convivencia marital del perceptor de la pensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *