10 CLAVES PARA INICIAR UNA EMPRESA- 7. Las obligaciones laborales

No cabe dudad de que hoy en día los costes laborales son un elemento crítico en la viabilidad de una empresa. No es posible desarrollar todas las opciones existentes en la actual legislación laboral. El empresario ha de ser consciente de que el coste de contratación laboral supone una media del 33% del salario pactado para los empleados por cuenta ajena. El coste principal para la empresa es el relativo a la cotización al régimen general de la seguridad social que el empresario debe ingresar mensualmente en las arcas del Estado.

También supondrá un coste añadido y necesario el dar cumplimiento a la Ley de Prevención de Riesgos laborales, que deberá, normalmente, contratarse a una empresa de servicios externa.

Las empresas pequeñas constituidas como sociedades mercantiles, normalmente sociedades limitadas, están compuestas por socios que van a ser los trabajadores de la empresa. Estos socios deberán encuadrarse en el régimen de trabajadores autónomos si poseen hasta un 25% de participaciones, lo que les va a permitir limitar el gasto en seguridad social, ya que el importe del pago de cotización en el régimen de trabajadores autónomos no está vinculado al importe cobrado en concepto de retribución salarial.

Otra cuestión distinta supone la contratación de personal ajeno a la sociedad. La contratación podrá ser indefinida o temporal si se dan las causas adecuadas. Actualmente y de conformidad con el RD-Ley 3/2012 de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral existe la posibilidad de realizar una contratación indefinida con un periodo de prueba de un año, siempre que se trate de empresas de menos de 50 trabajadores.

La legislación laboral es extensa y con multitud de opciones, por lo que siempre será buena idea consultar con un profesional para diseñar un mínima estrategia en este ámbito, antes de iniciar la actividad empresarial.

Si no puedes hacer grandes cosas, haz pequeñas cosas a lo grande.- Napoleon Hill

Os recordamos que tenéis disponibles las anteriores entregas de este decálogo aquí:
1. La idea de negocio
2. Plan de negocio
3. Tesorería
4. Financiación
5. Sociedad mercantil o persona física
6. La estructura organizativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *